02 enero 2012

Pioneras: Diana Vreeland 'The Eye Has To Travel' (Book, Film & Exhibition)

(Photo: Louise Dahl-Wolfe, 1941)

Hay mujeres que son pioneras porque nacen para ser diferentes, nacen para hacer de su universo personal una regla universal, convirtiéndolo así, en la semilla del fruto que el resto de la humanidad saboreará durante décadas.

Diana Vreeland (1903-1989), parisina de nacimiento y neoyorquina de adopción, es una de ellas. Extravagante, brillante y exquisita, fue una pionera editora de moda en Harper's Bazaar primero y Vogue después.

Amiga de Cecil Beaton y de otras pioneras como Chanel y Louise Dahl-Wolfe, descubridora de Richard Avedon y Lauren Bacall, quien posó en la portada de Harper's Bazaar mucho antes de convertirse en actriz, hizo que su inspirador trabajo en estas publicaciones elevara a rango de arte el oficio de editora de moda.



Fue una pionera y una auténtica transgresora cuando en su columna Why Don't You…? Dictaba consejos que han sido (y serán) repetidos hasta la saciedad como Never fear being vulgar, just boring.

Cuando, por un lado, Stanley Donen se basó en ella para crear el personaje de Funny Face; y por otro lado; William Klein hizo lo mismo para el personaje de Who are you, Polly Maggoo?, cuando convirtió las exposiciones de moda en una tendencia gracias a su trabajo al frente del Met Museum, y cuando sacó, literalmente, la moda a la calle y fotografió editoriales por las calles de París o en el desierto de África.


(Diana Vreeland, Dovima y Richard Avedon)

Ahora, una década de después de su muerte, su influencia sigue vigente. Después del documental rodado por la mujer de su nieto y del libro The Eye Has To Travel, a partir de marzo de 2012 en el Fortuny Museum de Venezia podremos ver la exposición que resume todas sus contribuciones a la moda Diana Vreeland: The Eye Has To Travel. Toda una declaración de intenciones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada