21 octubre 2012

The Coolhunt by Malcolm Gladwell (part I)


En 1997, Malcolm Gladwell, sociólogo y periodista canadiense, publicó, en The New Yorker, un artículo titulado The Coolhunt, en el que acuñó, por primera vez, el término coolhunter
Para Gladwell dicho término designa a una serie de personas que, a grandes rasgos, son capaces de, por un lado, detectar las novedades que se generan en la sociedad; y, por otro, descifrar si esa novedad hallada se convertirá en una tendencia, esto es, si la seguirá el conjunto de la sociedad o mainstream o, por el contrario, no traspasará la frontera más allá de los innovadores.



Como muy bien apunta el autor, para entender en qué consiste la profesión de coolhunter y por qué está tan valorada dentro del organigrama de una empresa, antes hay que entender, a grandes rasgos, en qué consiste un estudio de difusión y como se dividen las personas que componen un grupo urbano. 
Así tenemos que un estudio de difusión, explicado en un modo sencillo y muy resumido, es un estudio en el que se analiza cómo se implementa, extiende y difunde una tendencia. En función de ello, se clasifica a los individuos como innovadores, que son aquellos que adoptan una novedad incluso antes de probar su eficacia; adoptantes tempranos y tardíos, que son aquellos que adoptan la novedad del innovador cuando su eficacia ya está probada, clasificándose como tempranos o tardíos en función del tiempo que tardan en adoptarla; y los rezagados, cuando esa novedad llega de forma masiva a toda la sociedad.



Debido a la fluctuación de los mercados y a competencia cada vez más agresiva, las empresas quieren adelantarse a los gustos del consumidor, quieren saber lo que este va a desear incluso antes de que él mismo sepa que va a desearlo. En esa delgada línea que separa el marketing y el I+D se sitúa el coolhunting como profesión y los coolhunters, como profesionales. De modo que el coolhunter es la persona que, dentro del organigrama de una empresa, es capaz de poner en contacto, con sus informes, a los departamentos de marketing, de ventas y a los diseñadores de producto con la calle, en el más amplio sentido de la palabra, de forma que esos departamentos sepan todo lo que sucede en ella sin estar en ella.

Continuará... (photos taken by me)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada