02 noviembre 2008

Miquel Barceló, ¿Michelangelo en el Siglo XXI?

Es el artista español vivo más cotizado y con más proyección internacional (en 2004 expuso en el Louvre las acuarelas que creó para ilustrar La Divina Comedia, convirtiéndose así, en el primer artista contemporáneo vivo que expone en el museo).

Ha decorado la cúpula de la Sala de los Derechos Humanos (esos a los que algunos países hacen oídos sordos) y de la Alianza de Civilizaciones de Naciones Unidas en Ginebra.

El techo, que tiene 1400 metros cuadrados, es ahora, gracias al genio de Barceló, un inmenso mar agitado y una cueva. (Fotos El País Digital)





"La cueva es una metáfora del ágora, el primer sitio de reunión del hombre, el gran árbol africano donde sentarse a hablar, y el único futuro posible: Diálogo, derechos humanos. El mar es el pasado, origen de las especies, y la promesa de un futuro nuevo: la emigración, el viaje... Me gusta esa polimetáfora, y creo que es posible que el futuro sea así: Una cueva y el mar".

Nada que añadir, Miquel Barceló con estas palabras lo ha dicho todo.


Sólo nos queda darle las gracias por ser un genio y compartirlo con todos nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada