03 noviembre 2008

"Por el amor de dios". Damien Hirst

Fue lo que exclamó la madre de Damien Hirst cuando supo lo que su hijo se traía entre manos (artísticamente hablando, se entiende).

La calavera (humana según el artista) de platino y diamantes (8.601 valorados en 18 millones de euros) se considera la pieza de arte moderno más cara del mundo. Ha causado sensación y polémica desde que se presentó el año pasado en Londres.

Desde el pasado fin de semana podemos visitarla en el Rijskmuseum de Amsterdam. Así, se inicia una gira que la llevará por varias ciudades (las ¿afortunadas? se desconocen por el momento) del mundo.
En Barcelona, se pueden ver tres obras de Hirst en la Fundación Alorda-Derksen.


Damien Hirst, famoso por sus animales en formol y puesto en duda como artista por muchos críticos, es uno de los "Young British Artist" que mejor ha sabido cotizarse en el mercado internacional del arte, siendo objeto de deseo de los coleccionistas más extravagantes.

Explica Hirst que "Por el amor de dios" pretende ser "la victoria definitiva sobre la muerte, lo más que puede conseguirse en cuanto a decoración porque nuestra sociedad ama el dinero y la riqueza".

Nada que añadir, reflexiones tan profundas me dejan fuera de control... ¿Arte o basura?, cada uno lo ve con sus propios ojos.
(Via El País)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada